noun_laws_2709807.png

Legal Design hacia / desde América Latina

O por qué hablar de derecho en tonos rosados ...

Las preguntas que debe plantearse América Latina al mirar el legal design deben estar relacionadas con su potencial para revolucionar el sistema legal, haciéndolo más auténtico y consistente con las necesidades latinoamericanas en términos de acceso a la justicia y a la ciudadanía.

 

¿Qué ganamos con un lenguaje jurídico exclusivo y con construcciones procesales que transforman a las partes en sujetos ajenos a sus propios procesos?

¿Qué ofrecen los objetos contractuales que eligen construcciones lingüísticas complejas, que ven el derecho como un conocimiento recluso para grupos pequeños y burocráticos?

¿De dónde viene la ley y hacia dónde nos lleva, sus formas y, principalmente, su preocupación por la comunicación de sus prescripciones?

Si se asume que las leyes del ordenamiento jurídico son inexcusables, ¿no genera este deber, el derecho del ciudadano a comprender estas leyes?

El legal design ...

 

Es un instrumento para fortalecer la ciudadanía y superar las desigualdades;

Debe proporcionar vías que destaquen la buena fe en las relaciones y la autonomía del ciudadano;

No debe comportarse como una máscara de las viejas construcciones legales, ahora con superfluas inserciones de contenido para la persuasión visual;

Debe esforzarse por una lectura holística y no eurocéntrica del sistema judicial en la búsqueda de soluciones; y

Siempre debe guiarse por estándares de accesibilidad en la adopción de tecnologías y uso del lenguaje.

El diseño legal debe sobresalir en la construcción de una cultura preventiva y colaborativa dirigida a empoderar a los ciudadanos.

Movimiento de diseño legal, 26 de abril de 2021.